Las 3 Triadas del Eneagrama (Instintiva, Mental y Emocional)

Es importante saber que el Eneagrama no está compuesto solamente por los Eneatipos, sino que también está conformado por las Tres Tríadas (Mental, Visceral y Emocional). Cada una de las triadas tiene su propio hábito emocional y puntos de vista que direccionan la manera en la cual un Eneatipo se maneja a sí mismo.

Es decir, el Eneagrama está compuesto por tres agrupaciones, y éstas tres agrupaciones van de la mano de tres componentes básicos de la psique humana: el instinto, el sentimiento y el pensamiento. Es debido a ésto que algunos Eneatipos estarán propensos a sentir más, otros a desarrollar su instinto más y otros basarán su búsqueda y respuesta a los pensamientos que tienen constantemente.

A su vez, estos componentes básicos están relacionados con puntos específicos del cuerpo humano.

  1. Los Eneatipos 8, 9 y 1 forman la triada visceral (Estómago)
  2. Los Eneatipos 2, 3 y 4 forman la triada del corazón y sentimiento (Corazón)
  3. Los Eneatipos 5, 6 y 7 forman la triada mental o del cerebro. (Cerebro)

triada-pensamiento-eneagrama

Las 3 Triadas del Eneagrama

Cuando una persona comienza a estudiar el Eneagrama deberá prestar mucha atención a las triadas correspondientes, ya que son importantes para la evolución y desarrollo de cada individuo debido a que muestran aquellos problemas a los cuales la persona se aferra.

Estas triadas muestran las maneras en las cuales las personas sostienen una percepción consciente de sí mismos, y gracias a eso puede llegar a mostrar las autolimitaciones que el ser humano se dice a sí mismo y que supuestamente son necesarias.

Más aún, las tres triadas están organizadas en base a tres necesidades básicas que son innatas a los seres humanos. Esa es la razón por la que se dice que las necesidades básicas deben estar satisfechas para así poder lograr un desarrollo sano y en armonía, por el contrario, si las necesidades básicas no fueron otorgadas al niño, entonces en la vida adulta esto representará un problema para esa persona.

Cuando una persona tiene un problema presente en su etapa adulta se ha desarrollado el patrón de carácter que es la solución inmediata y sin pensar que casi todos los seres humanos tienen y al que recurren en el momento de emergencias o de problemas.

En otras palabras, si la persona no es consciente de esto, podría repetir la misma acción y reacción una y otra vez, y, por ende, generará el mismo resultado una y otra vez.

Las Necesidades Básicas basadas en las tres triadas

Las tres necesidades básicas basadas en las tres triadas son las siguientes:

La necesidad de autonomía

Se basa en la búsqueda de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién soy yo?
  • ¿Quién eres tú?
  • ¿Cuál es el espacio que me corresponde ocupar?
  • ¿Cuál te corresponde a ti?.

Estas necesidades llevan a la persona a tener una sensación latente sobre el ‘’Yo’’, sobre quién es, para así poder autoafirmarse e imponer su conocimiento. Este tipo de necesidad hace que las personas afronten la vida a partir de ‘sus tripas’.

Es decir, la energía básica proviene del estómago, ya que éste abarca todos esos impulsos vitales e instintivos que ayudan a afirmar el lugar que ocupa una persona, así como el territorio donde uno se encuentra. La sexualidad está marcada en esta energía, así como la rabia.

La necesidad de relación

Se basa en la búsqueda de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién es esta persona con la que me relaciono?
  • ¿Cómo es nuestra comunicación?
  • ¿Por qué me estoy relacionando con ésta persona?

Proviene de la necesidad de relacionarse también. De sentirse querido y de querer a las personas que le rodean. Es cuidar a las amistades, a la familia, a todo aquello que lo necesite. Es sentir una preocupación innata por los demás, y a su vez, es una búsqueda constante de la comprensión mutua y el contacto con las demás personas.

Este tipo de necesidad hace que las personas afronten la vida a partir de ‘su corazón’. Es decir, la energía básica proviene del corazón, ya que todas aquellas cualidades emocionales contribuyen a que una persona se relacione con otra. El amor está marcado en esta energía.

La necesidad de orientación y seguridad

Se basa en la búsqueda de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde estoy?
  • ¿Por qué estoy aquí?
  • ¿Es éste lugar seguro para mí?

triada-emociones-eneagrama

La relación entre triadas y Eneatipos

Es importante destacar que, aunque se haya realizado una separación de las necesidades, es muy común que dichas energías estén presentes en una personas al mismo tiempo. En otras palabras, un individuo puede tener más la necesidad de orientación que la necesidad de relación, pero otro individuo puede tener las tres necesidades casi a los mismos niveles, mostrando entonces una relación entre sí.

Es debido a esto que cada una de las triadas representa una variedad casi infinita de sentimientos, situaciones o pensamientos que han sido bloqueadas o distorsionadas ya que la persona se encuentra desconectada de su esencia, y, por ende, se ha limitado a enfocar su energía vital en sólo una de las triadas.

Ahora bien, si el tipo de personalidad se encuentra ubicada en la tríada del sentimiento, esto no quiere decir que la persona tenga más sentimientos que los demás, o que sienta todo de una manera más intensa; lo que sí quiere decir es que en su psique o en su mente este tipo de personas son menos capaces de funcionar libremente en cuanto a sus sentimientos. Es como si se pusieran una barrera protectora en contra de sentir.

Cada triada tiene 3 Eneatipos que la representan ya que los Eneatipos reutilizan la energía que les corresponde y la deforman para así poder defenderse en contra del dilema o problema central que tienen. En otras palabras, los Eneatipos 9, 3 y 6 usualmente bloquean la energía; los Eneatipos 8, 2 y 5 usualmente hiper desarrollan la energía y los Eneatipos 1, 4 y 7 usualmente desvían la energía.

Triada Instintiva

Los Eneatipos correspondientes son: 1, 8 y 9. Este tipo de personas vive en el ‘aquí’ y ‘ahora’ y están constantemente a la defensiva, como si todas las situaciones que se le presentan en la vida son ataques de supervivencia que han sido puestos en su camino para ver cómo ellos iban a reaccionar.

Tienen un carácter visceral, y por ende, reaccionan instintivamente desde la pasión o impulso básico. Tienden a sentir mucho la ira, es más, se puede decir que el Eneatipo 1 reprime la ira. El Eneatipo 8 expresa la ira abiertamente. Y el Eneatipo 9 niega la ira, manifestándose en acciones evasivas.

Una de las características comunes de estos Eneatipos es que intentan usar su voluntad y lo que ellos piensan para influir en el mundo que les rodea. Temen ser dominados o explotados y es por esto que ellos prefieren ser las personas dominantes y explotadoras.

¿Cómo manejan los Eneatipos ésta triada?

Eneatipo 1 – El Perfeccionista: Se dice a sí mismo ‘’Yo hago y siento, pero pienso poco’’. Usualmente niegan que sienten ira. Son personas que están desconectadas de sus pensamientos pero que otorgan un valor a las emociones que están sintiendo, ya que estas le llevarán a accionar.

Eneatipo 8 – El Líder: Se dice a sí mismo ‘’Yo hago y pienso, pero siento poco’’. Usualmente actúan según lo que dice su mente, se dejan llevar por los pensamientos y dejan a un lado sus sentimientos.

Eneatipo 9 – El Pacificador: Se dice a sí mismo ‘’Yo hago pero siento y pienso poco’’. Usualmente actúan inmediatamente ya que sus acciones y reacciones suelen estar desconectadas de sus pensamientos y sentimientos.

Triada Emocional

Los Eneatipos pertenecientes son: 2, 3 y 4. Son personas emocionales y constantemente evalúan su vida privada, tomando el pasado como la referencia absoluta y constante de cómo es su vida.

Este tipo de personas tienen problemas de autoestima y amor propio, los que le genera vergüenza. Es debido a esto que buscan probarse a sí mismos como seres que merecen el afecto de las demás personas.

Una de las características comunes de estos Eneatipos es que son personas que están muy interesadas en su imagen personal y en lo que proyectan, creen que las historias que ellos dicen sobre sí mismas son la verdadera identidad, aquello que realmente cuenta.

Tienen un carácter que se basa en lo que el corazón siente, y por ende, reaccionan desde el sentimiento que su imagen propia les produce, es decir, ellos buscan la validación de la imagen propia para poder construir sus emociones y poder sentirse dignos de ser amados.

Tienden a sentir mucha vergüenza, es más, se puede decir que el Eneatipo 2 siente la vergüenza hacia afuera, buscando el amor de los demás y por esto les adula constantemente. El Eneatipo 3 expresa la vergüenza buscando su valor interior mediante logros externos. Y el Eneatipo 4 intenta afirmar su valía a través del sentimiento de ser especial.

¿Cómo manejan los Eneatipos ésta triada?

Eneatipo 2 – El Ayudador: Se dice a sí mismo ‘’Yo siento y hago pero pienso poco’’. Usualmente actúan según lo que les indica sus sentimientos, y tienden a estar desconectadas de sus pensamientos.

Eneatipo 3 – El Triunfador: Se dice a sí mismo ‘’Yo siento, pero hago y pienso poco’’. Usualmente que siguen sus emociones sin que les importe nada más, ya que estas gobiernan la manera en la que actúan y cómo piensan.

Eneatipo 4 – El Especial: Se dice a sí mismo ‘’Yo siento y pienso, pero hago poco’’. Usualmente son personas que sienten y piensan muchísimo, pero les cuesta llevar a un plano concreto sus emociones.

Triada Mental

Los Eneatipos pertenecientes son: 5, 6 y 7. Son personas intelectuales, que viven proyectando el futuro. Suelen reaccionar desde el pensamiento, es decir, reaccionan desde lo que les dice su cabeza y dejan a un lado aquellos sentimientos o instintos que no son considerados como relevantes.

Estas personalidades están impulsadas por el pensar y suelen estar más en el futuro que en el presente, anticipando nuevos y posibles escenarios. Sus problemas se ven reflejados en las actitudes inseguras que ellos tienen, y, también, por la ansiedad que van acumulando a lo largo de sus vidas que hace que este Eneatipo distorsione la realidad.

Más aún, a través de la racionalidad y la lógica quieren encontrar respuestas que le permitan poder tomar decisiones de una manera tranquila y pausada.

¿Cómo manejan los Eneatipos ésta triada?

Eneatipo 5 – El Observador: Se dice a sí mismo ‘’Yo pienso y siento, pero hago poco’’. Usualmente son personas muy mentales y emotivas y no logran concretar aquello que se proponen en sus pensamientos. Tienden a retirarse y aislarse del mundo.

Eneatipo 6 – El Leal: Se dice a sí mismo ‘’Yo pienso, pero hago y siento poco’’. Son personas muy mentales ya que sus pensamientos determinan su hacer y su sentir.

Eneatipo 7 – El Entusiasta: Se dice a sí mismo ‘’Yo pienso y hago, pero siento poco’’. Son personas muy mentales y activas, pero les cuesta conectarse con sus emociones.

El punto de encuentro:

Hay un punto básico en el cual el mundo de la psicología, espiritualidad, biológico y filosófico concuerdan, y es que los primeros años de la vida de un ser humano son los años más importantes y más determinantes ya que es cuando poco a poco se van desenvolviendo y mostrando las dinámicas relacionales entre las personas que conforman el ámbito familiar.

Cuando una persona va creciendo y desarrollándose va afilando a la vez estrategias adaptativas que permiten al niño entender el mundo que le rodea, es decir, su propio mundo. Esto hará que el niño pueda sobrevivir en su entorno, gracias a que ha sido cuidado y atendido cuando más lo ha necesitado.

Por el contrario, si el niño ha sido abandonado y echado a un lado, esto también repercute en la vida adulta de esa persona, ya que estas acciones, sentimientos y pensamientos están profundamente enraizados en la psique del sujeto, y, por ende, va a ir influenciando las decisiones, los comportamientos y las maneras de reaccionar durante toda su vida.

Categorías Eneagrama

Deja un comentario