El autodescubrimiento es un proceso en el cual poco a poco vas observando, analizando, cuestionando y, sobre todo, aprendiendo. Cuando decides utilizar el Eneagrama como herramienta para llegar a ese autodescubrimiento más profundo, es entonces cuando te vas a ir dando cuenta que muy a menudo podrás tener características o acciones que podrían estar asociadas a dos – o más – Eneatipos.

Te presentamos una lista detallada sobre todas las posibles combinaciones de Eneatipos, en la cual también se adjunta las similitudes y diferencias que hacen que cada combinación sea completamente única. En otras palabras, la siguiente lista te ofrecerá una visión única con respecto a los Eneatipos que te ayudará a comprender hacia dónde te diriges cuando te sientes muy angustiado o presionado o hacia dónde te diriges cuando te sientes relajado o seguro.

También puedes usar esta sección como una posibilidad para ver tus parecidos con tu pareja de otro eneatipo, amigos y familiares.

 

Eneatipos conectados y no conectados

 

Los Eneatipos pueden ser ‘’similares’’ ya que comparten ciertos rasgos, características o comportamientos que han sido claves para establecer la personalidad del individuo, y a esto se les denomina Eneatipos Conectados.

A su vez, también existen los Eneatipos No Conectados, que como su nombre indica, las motivaciones y preocupaciones de los Eneatipos son muy diferentes, por más que algunas veces puedan tener alguna que otra similitud con respecto a la manera de ver la vida.

Si has estudiado el Eneagrama en detalle, podrás haber observado como los puntos de ala están ubicados estratégicamente al lado de cada Eneatipo alrededor de la circunferencia del símbolo principal del Eneagrama.

Cada individuo tiene un ala dominante que puede llegar a modificar su Eneatipo, y, a su vez, le permite resaltar ciertas tendencias más que otras. Es debido a esto que las combinaciones de los Eneatipos podrían llegar a ser muchas más que las 9 originales.

También cabe destacar que los puntos de seguridad y de estrés te muestran hacia dónde se está dirigiendo tu energía y conciencia, con respecto a tus necesidades y las situaciones que estás viviendo. Es debido a esto que cuando entiendes cuál es tu Eneatipo, también deberás estudiar a los otros Eneatipos con los cuales comparten características similares.

 

Comparación de los 9 Eneatipos del Eneagrama

 

Según el Eneagrama existen 9 tipos de personalidades o Eneatipos:

 

–        Eneatipo 1: El Perfeccionista.

–        Eneatipo 2: El Ayudador.

–        Eneatipo 3: El Triunfador.

–        Eneatipo 4: El Individualista.

–        Eneatipo 5: El Observador.

–        Eneatipo 6: El Leal.

–        Eneatipo 7: El Entusiasta.

–        Eneatipo 8: El Dominante.

–        Eneatipo 9: El Pacificador.

 

Comparación Eneatipo 1 y 2

El Perfeccionista y El Ayudador.

 

Similitudes: A ambos Eneatipos les gusta hacer donaciones (bien sea de cosas materiales o de su tiempo y esfuerzo), intentan propagar la energía, tanto en ellos mismos como en los demás. Creen saber qué es lo mejor para los demás. Muchas veces suprimen o reprimen sus propias necesidades y deseos.

 

Diferencias: Mientras que El Perfeccionista se concentra de manera bastante inflexible en las necesidades de los demás (por supuesto, basadas en su conocimiento interno), El Ayudador se pone a un lado para poder hacer feliz a otras personas que les rodean. Aunque ambos se esfuerzan por lograr la autosuficiencia y la independencia, El Ayudador está muy orientado a las relaciones y, a menudo, se encuentra sobre-conectado e incluso es indispensable para los demás.

 

Comparación Eneatipo 1 y 3

El Perfeccionista y El Triunfador.

 

Similitudes: Ambos son individuos que tienen un alto rendimiento en el trabajo, en sus relaciones sociales y en su vida privada. Tienen una tendencia muy fuerte a ser adictos al trabajo y es por esto que también tienen un círculo de amigos muy especial.

 

Diferencias: El Perfeccionista se desvive por su crítico interno, lo que lo motiva a hacer lo que juzga correcto por sus propios estándares. El Triunfador está más motivado para tener éxito y cambiará su enfoque cuando sea necesario para así poder alcanzar su objetivo y ser reconocido por sus logros.

 

Comparación Eneatipo 1 y 4

El Perfeccionista y El Individualista.

 

Similitudes: El Perfeccionista muy parecido en cuanto a la cosmovisión del Individualista. Tienen una simbiosis muy fuerte entre sí. Ambos a menudo expresan idealismo, intensidad, sensibilidad, integridad, autenticidad, auto reproche y una preocupación por la superación personal. A ninguno de los dos Eneatipos les gusta que le digan qué hacer o cómo hacerlo.

 

Diferencias: El idealismo del Perfeccionista tiene que ver con el comportamiento correcto y hacerlo bien, mientras que el idealismo del Individualista gira en torno a las posibilidades de obtener la máxima satisfacción. Además, El Perfeccionista generalmente es autocontenido y suprime los deseos personales, mientras que El Individualista experimenta fuertes anhelos y deseos, a veces hasta el punto de la auto-absorción. El Perfeccionista intenta ser feliz, mientras que El Individualista vive en su mundo melancólico.

 

Comparación Eneatipo 1 y 5

El Perfeccionista y El Observador.

 

Similitudes: Ambos son intelectuales y se pueden retraer o internalizar cuando intentan resolver las cosas.

Diferencias:  El Perfeccionista es bastante intenso, reprime sus sentimientos y deseos, y se compromete activamente para mejorar a sí mismo y a los demás. El Observador se desprende de los sentimientos para protegerse de los intrusos (bien sea sentimientos, situaciones o personas), generalmente muestran un exterior tranquilo y conservan energía.

 

Comparación Eneatipo 1 y 6

El Perfeccionista y El Leal.

 

Similitudes: El Perfeccionista y El Leal pueden ser parecidos, ya que ambos pueden ser muy vigilantes, ansiosos y preocupados, y tienen la intención de resolver las cosas.

 

Diferencias: El Leal, al dudar, intenta descubrir qué podría salir mal y busca los peores escenarios en un esfuerzo por obtener una sensación de seguridad y certeza. En cambio, el Perfeccionista, al juzgar y comparar, intenta descubrir cómo prevenir errores o corregir lo que está mal para evitar la autocrítica y las críticas de los demás.

 

Comparación Eneatipo 1 y 7

El Perfeccionista y El Entusiasta.

 

Similitudes: Ambos son idealistas que quieren un mundo mejor, muestran intensidad, ayudan cada vez que pueden, y valoran la autosuficiencia. El Entusiasta a menudo se siente liberado de los sentimientos de responsabilidad y se relaja en el placer, los deseos personales y la diversión. El Perfeccionista puede llegar a ser bastante crítico, exigente y determinado.

 

Diferencias: El Perfeccionista suele ser serio, austero, autocontenido y limita sus deseos. En contraste, El Entusiasta rechaza los límites, busca los placeres de la vida, es divertido y expansivo.

 

Comparación Eneatipo 1 y 8

El Perfeccionista y El Dominante.

 

Similitudes: Son individuos que se preocupan por la rectitud, la justicia, la verdad y la imparcialidad.

 

Diferencias: El Perfeccionista tiende a reprimir su ira e impulsos, volviéndose resentido y tenso hasta que su ira se derrama en la rectitud. En contraste, El Dominante declara su verdad abiertamente, expresa su enojo directamente y pasa de la urgencia a la acción fácilmente.

 

Comparación Eneatipo 1 y 9

El Perfeccionista y El Pacificador.

 

Similitudes: El Perfeccionista y El Pacificador son personas que fácilmente olvidan o suprimen sus propias necesidades y deseos. Valoran la estabilidad, la organización y la rutina, y trabajan arduamente para otros con una preocupación por la armonía.

 

Diferencias: El Perfeccionista mantiene sus posiciones y estándares, a menudo de manera rígida, mientras que El Pacificador se adapta fácilmente a los demás. Por lo tanto, El Perfeccionista parece tenso y presionará a otros para que cambien, mientras que El Pacificador acepta las agendas y solicitudes de los demás, a menudo perdiendo de vista las suyas.

 

Comparación Eneatipo 2 y 3

El Ayudador y El Triunfador.

 

Similitudes: Ambos tienen una energía activa de «hacer», y ambos están orientados hacia el logro y la ayuda. Pueden ser exuberantes pero prácticos. Para obtener la aprobación, pueden modificarse para adaptarse a cualquier imagen requerida.

Diferencias: El Ayudador se centra habitualmente en las relaciones y en los sentimientos y necesidades de los demás, mientras que El Triunfador deja de lado los sentimientos y se enfoca habitualmente en las tareas, los objetivos y el reconocimiento de sus logros.

 

Comparación Eneatipo 2 y 4

El Ayudador y El Individualista.

 

Similitudes: Ambos son sensibles, orientados a las relaciones, útiles y emocionalmente intensos. Cada uno tiene un toque romántico y se preocupan por la imagen personal.

 

Diferencias: El Ayudador está dirigido hacia el exterior y orientado hacia los demás, se enfoca activamente en las necesidades de los demás y cambia su manera de ser y de verse a sí mismo según sea necesario para satisfacer y complacer las exigencias de los demás. En contraste, El Individualista se dirige hacia el interior y se refiere a sí mismo, por lo que se centra en su propia especialidad, autenticidad o sensación de sentirse deficiente o lleno de melancolía.

 

Comparación Eneatipo 2 y 5

El Ayudador y El Observador.

 

Similitudes: Pueden ser del mismo modo porque ambos son sensibles a las demandas y necesidades de otras personas importantes, son bastante generosos y, por lo general, no atienden a sus propios sentimientos.

 

Diferencias: El Ayudador mantiene el modo de dar, avanzando para conectarse con otros para que pueda satisfacer las necesidades de los demás, a menudo perdiendo sus límites personales en el proceso. El Observador tiene períodos intermitentes de dar y responder a reclamos hechos por otros, sin embargo, es una persona que prefiere recibir en vez de ofrecer.

 

Comparación Eneatipo 2 y 6 

El Ayudador y El Leal.

 

Similitudes: Pueden ser del mismo tipo porque ambos pueden ser cálidos y amistosos, sensibles a los demás, ayudadores, y se desviven por lo que otros quieran o necesiten. Ambos también pueden vivir en un estado constante de ansiedad.

 

Diferencias: La autoidentidad del Ayudador se invierte en dar, y avanzará con energía activa, centrándose en las necesidades de los demás. En contraste, El Leal complacerá a los demás para obtener certeza y seguridad en lugar de un sentido de autoestima. Tiende a detenerse cautelosamente, dudando de sí mismo y de otras personas. Además, El Ayudador a menudo se siente indispensable, mientras que El Leal tiende a rechazar la indispensabilidad.

 

Comparación Eneatipo 2 y 7

El Ayudador y El Entusiasta.

 

Similitudes: Pueden ser tipos parecidos porque ambos quieren ser amados por otras personas. Son individuos muy activos, optimistas, enérgicos, encantadores, Ayudadores, amistosos y selectivos en las relaciones.

 

Diferencias: El Ayudador se altera y se mueve constantemente en búsqueda hacia los demás, orientándose principalmente a los gustos, deseos y necesidades de los demás. El Entusiasta puede absorberse en sus propias búsquedas intelectuales, se refiere a sí mismo como un ente externo y tiende a mantener su separación con los demás.

 

Comparación Eneatipo 2 y 8 

El Ayudador y El Dominante.

 

Similitudes: Ambos muestran energía activa, asertividad, intrusión, generosidad, protección hacia los demás y atracción por el poder. El Dominante se vuelve más directo y enérgico, expresando fácilmente la ira. El Ayudador puede ser de corazón abierto, expresando sentimientos, suavidad y sensibilidad hacia los demás.

 

Diferencias: El Ayudador emplea su energía activa para moverse hacia otros con una gran sensibilidad, más aún cuando se trata de los sentimientos de los demás, complaciendo así a los demás y reprimiendo sus propias necesidades. En contraste, El Dominante usa su energía activa para actuar enérgicamente de una manera que a menudo intimida a otros, afirmando su propia posición, deseos y necesidades.

 

Comparación Eneatipo 2 y 9

El Ayudador y El Pacificador.

 

Similitudes: Ambos quieren complacer a los demás y satisfacer los deseos y necesidades de los demás. En el proceso, se orientan hacia los reclamos que otros hacen, perdiendo conciencia de sus propias necesidades y prioridades.

 

Diferencias: El Ayudador es más activo en centrar la atención y la energía en lo que necesitan los demás, y hace lo posible que esté en su alcance para satisfacer esas necesidades. El Pacificador es más reactivo, permitiéndose ser arrastrado por cualquier reclamo que se haga sobre él. Dispersa su energía para hacer que las cosas se sientan cómodas sin cambiar su imagen.

 

Comparación Eneatipo 3 y 4

El Triunfador y El Individualista.

 

Similitudes: Son personas que comparten una preocupación por la aprobación y el reconocimiento, y sienten la necesidad de mantener su imagen. Ambos son a menudo intensos, competitivos y tienen una orientación creativa e inventiva.

 

Diferencias: El Triunfador mantiene una orientación hacia el objetivo, que le obliga a suspender sus sentimientos y esto hace que cambie su opinión constantemente. El Individualista, por otro lado, tiene dificultades para mantener una orientación hacia el objetivo debido a sentimientos profundos y fluctuantes provocados por su preocupación por las relaciones.

 

Comparación Eneatipo 3 y 5

El Triunfador y El Observador.

 

Similitudes: Los dos eneatipos pueden estar orientados hacia tareas, actividades y la acción para hacer cosas de una manera correcta y eficaz. También se desprenden de sus sentimientos o los suspenden para evitar ser demasiado influenciados por ellos.

 

Diferencias: El Triunfador experimenta una abundancia de energía que hace que a menudo se involucre en actividades continuas, con la preocupación de presentar una buena imagen. En contraste, El Observador cree que tiene una cantidad limitada de energía y, en consecuencia, no son tan activos y enérgicos en la cotidianidad. Altamente mental, intercala su actividad con distintos períodos de retracción para dar tiempo a recargarse y reflexionar.

 

Comparación Eneatipo 3 y 6

El Triunfador y El Leal.

 

Similitudes: Ambos Eneatipos son agradables, prácticos, trabajadores y altamente activos. El leal es más cuestionador, reflexivo y confía en los demás para hacer las cosas. El triunfador siempre está en acción, se preocupa por su imagen y se presiona a sí mismo para lograr sus objetivos.

 

Diferencias: El Triunfador sostiene una orientación hacia el objetivo con su energía activa y positiva. Usualmente él prospera en el éxito, elogios y el reconocimiento. El Leal, por otro lado, necesita despertar para poder realizar la acción, superando las dificultades y dudas que se perciben y que hacen que se cuestione constantemente. Se siente incómodo con los cumplidos y tienden a dudar de ellos.

 

Comparación Eneatipo 3 y 7

El Triunfador y El Entusiasta.

 

Similitudes: Pueden ser de tipo similar porque ambos son enérgicos, asertivos, optimistas, orientados a la tarea, a la actividad y, a menudo, con exceso de reservas. Tienden a evitar los sentimientos negativos.

 

Diferencias: El Triunfador es impulsado ​​a tener éxito porque quiere mantener una buena imagen y recibir aprobación externa por lo que logra para así poder mantener su autoestima. El Entusiasta se enfoca naturalmente en su propio placer e intereses, y experimenta un sentido de derecho personal, especialmente para mantener abiertas sus opciones.

 

Comparación Eneatipo 3 y 8

El Triunfador y El Dominante.

 

Similitudes: Eneatipos claramente parecidos, son asertivos, determinados y orientados a la acción y a los objetivos. Ambos pueden irradiar competencia y confianza, y pueden pisar inadvertidamente a cualquiera que se interponga en su camino.

 

Diferencias: El Triunfador cambiará de marcha, se altera y cambiará de dirección de alguna manera, como los camaleones, para lograr sus objetivos. Su ira surge principalmente cuando se siente obstruido para alcanzar una meta. En contraste, El Dominante se mantendrá en una posición, se volverá confrontativo y expresará la ira de manera directa y sencilla.

 

Comparación Eneatipo 3 y 9 

El Triunfador y El Pacificador.

 

Similitudes: Ambos son agradables, prácticos, amables y competentes. Ambos también dependen del apoyo externo y la aprobación. Es más probable que El Pacificador busque siempre la compañía de otra persona, mientras que El Triunfador se centra más en sus propios objetivos, son más eficientes y están más orientados a la imagen.

 

Diferencias: El Triunfador es rápido, eficiente y se centran en lograr objetivos. Muchas veces se impacienta cuando los obstáculos se interponen en su camino. El Pacificador tiene un ritmo más lento, reacciona a las opiniones y los reclamos hechos por otros y sustituye las agendas y objetivos de otros por los suyos.

 

Comparación Eneatipo 4 y 5 

El Individualista y El Observador.

 

Similitudes: Ambos pueden ser analíticos, introspectivos, sensibles y tímidos (aunque les guste parecer superiores). Dependiendo de cuánto influyen sus Eneatipos en ellos, algunos Individualistas parecerán más distantes, y algunos Observadores estarán más en contacto con sus sentimientos.

 

Diferencias: El Individualista es el más sensible y emocional de los nueve tipos. A menudo quiere más de los demás y tiene dificultades para mantener sus límites personales. En contraste, El Observador es el más separado de los nueve Eneatipos. Son más autónomos y con límites personales más claros.

 

Comparación Eneatipo 4 y 6

El Individualista y El Leal.

 

Similitudes: Tienden a ser contrarios, cuestionan y magnifican situaciones, se oponen a la autoridad, son imprudentes, rompen las reglas, desafían los peligros y tienen períodos en los cuales dudan mucho de su autoestima y de su manera de ver la vida.

 

Diferencias: El Individualista se siente atraído por los sentimientos y anhelos, se vuelve expansivo y busca ser afectado emocionalmente. El Leal, por otro lado, no quiere quedar atrapado en sentimientos o anhelos. Además, El Individualista busca lo que falta que podría ser satisfactorio, mientras que El Leal busca lo que podría salir mal para evitarlo o desafiarlo.

 

Comparación Eneatipo 4 y 7

El Individualista y El Entusiasta.

 

Similitudes: Los dos son intensos e idealistas. Quieren que la vida sea aventurera y altamente estimulante, acercan la vida con su atención hacia lo que quieren, piensan y sienten.

 

Diferencias: El Individualista tiende a entrar en melancolía y sentimientos profundos, y acepta el dolor como parte de la vida. El Entusiasta es completamente lo contrario. Es el Eneatipo más optimista y el que más busca el placer, evitando el dolor y los sentimientos negativos siempre que sea posible.

 

Comparación Eneatipo 4 y 8

El Individualista y El Dominante.

 

Similitudes: Estos dos esqueletos psicológicos muestran intensidad, profundidad y franqueza de expresión (incluso extravagancia), mucha energía o emoción, un deseo de autenticidad y tendencias hacia la imprudencia y la impulsividad.

 

Diferencias: El Individualista profundiza en sus sentimientos y a menudo cae en la inacción, mientras que al mismo tiempo pierde la dirección de su vida. En contraste, El Dominante supera sus sentimientos y sostiene la acción con considerable energía.

 

Comparación Eneatipo 4 y 9

El Individualista y El Pacificador.

 

Similitudes: Pueden ser de apariencia similar porque están orientados a las relaciones, se preocupan y son empáticos. Ambos pueden perderse o absorberse en sus circunstancias, sentirse deficientes, auto-depreciarse y perder su ímpetu para la acción.

Diferencias: El Individualista se orienta hacia sí mismo, está ligado a ser especial o extraordinario, y fácilmente llegará a extremos o profundidades de emociones para experimentar vitalidad y melancolía. En contraste, El Pacificador se orienta hacia los demás, se mezcla, evita conflictos y le gusta mantener la vida estable.

 

Comparación Eneatipo 5 y 6

El Observador y El Leal.

 

Similitudes: Ambos pueden ser analíticos, reflexivos, retraídos y vacilantes para actuar.

 

Diferencias: El Observador se desprende fácilmente de sus sentimientos, compartimenta las circunstancias y, por lo general, retrasa sus respuestas. El Leal, por otro lado, reacciona inmediatamente a las circunstancias y magnifica los peligros percibidos, a menudo intensamente y con miedo.

 

Comparación Eneatipo 5 y 7

El Observador y El Entusiasta.

 

Similitudes: Ambos tipos aman las ideas y son autosuficientes, conocedores e inventivos. También evitan los sentimientos dolorosos. El Entusiasta es más externo, social, activo y orientado hacia las posibilidades. El Observador se vuelve más solitario, observador y orientado hacia el interior.

 

Diferencias: El Observador evita los sentimientos fuertes, contiene sus necesidades y deseos, simplifica la vida y se retracta para proteger sus límites. En contraste, El Entusiasta busca positivamente, expresa sus necesidades y deseos, se vuelve expansivo, sobrecargado, y rechaza los límites y las fronteras.

 

Comparación Eneatipo 5 y 8

El Observador y El Dominante.

 

Similitudes: Ambos tipos son curiosos, valoran el respeto y la verdad, resisten el control y se vuelven posesivos del espacio y los recursos clave. El Dominante se involucra más, es más abierto y expresivo de sus deseos, sentimientos y enojo. El Observador se vuelve más retraído, restringido y reflexivo.

 

Diferencias: El Observador es el más retraído, contenido y medido de los nueve tipos de Eneagrama. Tiende a conservar su energía, reducir sus necesidades y pensar antes de actuar. El Dominante, por el contrario, es el más expansivo, expresivo y excesivo de los nueve tipos de Eneagrama. Expande la energía, expresando directamente sus deseos y enojo, y a menudo actúa antes de pensar.

 

Comparación Eneatipo 5 y 9

El Observador y El Pacificador.

 

Similitudes: Ambos pueden ser retraídos, introvertidos, reflexivos y discretos. Tienden a retirarse o alejarse para no estar demasiado influenciados por su entorno.

Diferencias: El Observador se separa habitualmente de los demás y afirma sus límites en la autoprotección, mientras que El Pacificador es el menos capaz de separarse de los demás. Habitualmente se mezcla con otras personas o las acompaña para mantener la vida en armonía y comodidad.

 

Comparación Eneatipo 6 y 7

El Leal y El Entusiasta.

 

Similitudes: Ambos pueden interrelacionar ideas diversas y son mentalmente rápidos, a menudo agudos, analíticos e imaginativos.

 

Diferencias: El Leal a menudo da un giro negativo a las experiencias, al ver las peores posibilidades y dificultades, mientras que El Entusiasta da un giro positivo a sus experiencias, planificando múltiples posibilidades placenteras.

 

Comparación Eneatipo 6 y 8

El Leal y El Dominante.

 

Similitudes: Ambos pueden ser agresivos, desafiantes y llenos de confrontación. Pueden parecer intrépidos y lucharán por las causas cercanas a su estilo de vida y corazón. Ellos comparten una visión del mundo un poco hostil y no confiable.

Diferencias: El Leal por lo general tendrá momentos de temor o vacilación antes de tomar medidas. Usualmente magnifica los peligros y, a veces, cede bajo presión cuando surgen dudas y preguntas. Por el contrario, El Dominante reacciona por instinto, actuando sin vacilación, minimizando o negando peligros, y manteniendo su posición mientras niega su vulnerabilidad.

 

Comparación Eneatipo 6 y 9

El Leal y El Pacificador.

 

Similitudes: Pueden ser agradables, complacientes, amables, ansiosos por complacer, modestos, sensibles y ansiosos por evitar conflictos. El Pacificador es más cómodo, relajado y acepta la vida tal como es, mientras que El leal es temeroso, cuestionador y cauteloso.

Diferencias: El Leal mantiene cierta distancia personal, orientándose hacia el peligro y lo que podría salir mal, mientras que El Pacificador, el tipo más «de referencia», a menudo se pierde en las solicitudes y reclamos que otros hacen sobre ellos.

 

Comparación Eneatipo 7 y 8

El Entusiasta y El Dominante.

 

Similitudes: Ambos son determinantes, expresan sus deseos y cosmovisión, creen en su propio poder y habilidad, resisten límites y controles y están orientados hacia el placer. Tienen alta energía y poca fuerza de restricción interior.

 

Diferencias: El Entusiasta evita el dolor, explica o racionaliza las dificultades, escapa de los conflictos y pasa a una planificación futura. En contraste, El Dominante acepta el dolor, se involucra en dificultades, enfrenta conflictos directamente y vive principalmente en el presente.

 

Comparación Eneatipo 7 y 9

El Entusiasta y El Pacificador.

 

Similitudes: Pueden ser parecidos porque quieren que la vida sea placentera y optimista. Ambos evitan los conflictos, quieren ser queridos y llevarse bien.

 

Diferencias: El Entusiasta es más frenético y rápido, mientras que El Pacificador es más tranquilo y tiene un ritmo más lento. El Entusiasta se orienta hacia sí mismo, conociendo y expresando sus propios deseos, agendas y opiniones. En contraste, El Pacificador se orienta hacia los demás, olvidando o postergando sus propios deseos, agendas y opiniones.

 

Comparación Eneatipo 8 y 9:

El Dominante y El Pacificador.

 

Similitudes: Disfrutan de los placeres terrenales, responden con reacciones viscerales, buscan consuelo y son amistosos y firmes. Ambos se desvían de las prioridades esenciales.

Diferencias: El Dominante acoge el conflicto e incluso la ira, mientras que El Pacificador lo evita. El Dominante es decisivo, y expresará y defenderá sus propias opiniones como un hecho, mientras que El Pacificador se orienta a las opiniones y pensamientos de los demás, perdiendo sus propias posiciones en deferencia hacia los demás.

Que es Eneagrama
Qué es Eneagrama

¿Qué es Eneagrama? Si todavía tienes dudas sobre que es esta herramienta práctica tan utilizada de coaching, mírate esta entrada. Aprenderás la introducción al eneagrama con su definición, historia y mucho más.

eneagrama-trabajo
Eneagrama en el Trabajo. Guía Completa

Eneagrama en el Trabajo. Los 9 eneatipos de personalidad enfocados en el ámbito laboral

Liderazgo-eneagrama
Liderazgo y Eneagrama

Como un buen líder puede apoderarse de herramientas poderosas para mejorar su liderazgo. El eneagrama es una de ellas.

como-llevarse-bien-con-los-demas
Cómo llevarse bien con los demás. Consejos para mejorar tu relación dependiendo de su Eneatipo

Cómo llevarse bien con cualquier eneatipo. Consejos y pasos básicos para ayudarte a entender a tus más queridos.

Historia-eneagrama
Historia del Eneagrama. Conoce Cómo nació

¿Cómo nació el Eneagrama? Los primeros estudios datan de hace 2.000 años y se puede apreciar que…

25-preguntas-antes-aprender-eneagrama
Las 25 Preguntas Esenciales antes de comenzar a Aprender el Eneagrama

Todo lo que necesitas saber sobre el Eneagrama. Las preguntas y respuestas clave.

Como encontrar mi Eneatipo Principal
Cómo encontrar mi Eneatipo Principal. Guía + 5 Fases de autodescubrimiento

Como encontrar mi Eneatipo Principal. Guía completa y fácil de búsqueda. Más las 5 fases por las que la gente pasa a la hora de descubrir el eneagrama

2 comentarios

    Están invertidas las descripciones del 5 y 7. El observador no es más social etc., ese es el entusiasta. (Aquí una observadora).

    ¡Gracias por la información!

Deja un comentario

Summary
Review Date
Reviewed Item
Comparación de los 9 Eneatipos
Author Rating
51star1star1star1star1star